Asset 1 SHOW FAVOURITES

Jane

Inicio / Jane

Jane

La primavera pasada visitamos Agios Nikolaos. Por el camino desde el aeropuerto a la ciudad, encontramos Neapolis, un pequeño pueblo donde decidimos parar. ¡Esa parada se convirtió en una visita de dos días! Primero, visitamos la imponente iglesia de Megali Panagia, que domina la plaza Mayor del pueblo. Muy cerca se encuentra el antiguo colegio, que descubrimos que alberga un hermoso museo folklórico, lleno de objetos y trajes tradicionales. Nos quedamos en la plaza a tomar un café y probamos la «sumada», una bebida tradicional hecha de almendras. Desde allí se veía el edificio del museo arqueológico, en estilo Bauhaus pero nos dijeron que estaba temporalmente cerrado. Neapoli es un pueblo de gran interés arquitectónico, ya que varios edificios y casas en varios estilos arquitectónicos están situados uno al lado del otro. Así que decidimos dar un paseo y descubrimos que Neapoli está lleno de pequeñas plazas pintorescas. El pueblo también es famoso por sus productos lácteos, que desafortunadamente no pudimos llevar con nosotros ya que teníamos que continuar nuestra excursión. Para nuestro gran pesar, no tuvimos suficiente tiempo para visitar la almazara local y ver cómo se produce el aceite de oliva, pero preferimos continuar nuestro recorrido por las aldeas vecinas que, según nuestra información, también eran interesantes.

Empezamos por el pueblo de Fourni y, después de almorzar a la sombra de los plátanos, nos dimos un gran paseo por las callejuelas. Es un pueblo muy bonito, lleno de pequeñas iglesias. Decidimos volver a visitar el área a la mañana siguiente para pasar por la antigua ciudad de Driros y hacer un poco de senderismo, tras leer por la Red que había varios senderos y rutas para ciclistas. Después de visitar el sitio arqueológico de Driros, caminamos unos seis kilómetros desde Neapoli hasta el bosque de Paschaligo y desde allí hasta la iglesia de Panagia Vigliotissa. Luego, recorrimos un maravilloso camino hasta la aldea de Voulismeni y el monasterio franciscano de Fraró, donde había vivido un monje que un día se convirtió en el Papa.

Para descansar, decidimos visitar el monasterio de Kremasta, que se encuentra cerca de Neapoli y muy cerca del monasterio de Koufi Petra. Ambos monasterios son hermosísimos y pintorescos. Nos hubiera gustado tener más tiempo a nuestra disposición para poder visitar el famoso monasterio de Areti, el de Agios Georgios Selinari y el pueblo de Vrachassi. ¡Hay tantas cosas en el área para ver y hacer!

Favourite
Asset 1
wpChatIcon